SIGUENOS EN:
Redacción Editor
Seguir
    Comparte esta nota:

Ciudad de México.-El avión de la compañía Malaysia Airlines que desapareció el sábado en pleno vuelo es un misterio para todos. Mientras los familiares de los 239 pasajeros esperan lo peor, las autoridades no pueden explicar lo que ocurrió con el Boeing 777.

"Es un misterio sin precedentes en la aviación", así lo calificó Azharuddin Abdul Rahman, director de la Autoridad de Aviación Civil de Malasia, mientras que una flota internacional compuesta por 40 barcos y 34 aeronaves continúa con las labores de búsqueda sin haber encontrado hasta el momento rastros contundentes.

Lo único certero es que lo que ocurrió fue súbito y no dio tiempo a los pilotos para emitir una señal de emergencia. 

Si hubiese ocurrido una falla mecánica menor —o incluso algo más grave, como que las dos turbinas se hubiesen apagado— los pilotos muy probablemente habrían tenido tiempo para pedir ayuda por radio. La ausencia de una llamada "indica que algo muy repentino y muy violento sucedió", dijo William Waldock, quien enseña investigación de accidentes en la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle en Prescott, Arizona.

Por su parte, John Goglia, consultor independiente sobre seguridad en aviación y profesor en la Universidad Vaughn de Aeronáutica y Tecnología, aseguró en su colaboración en Forbes que hay muchas áreas en el mundo que no están cubiertas por radares y en particular las zonas tan vastas como los océanos tienen una cobertura incompleta, porque no hay lugares para instalar los radares.

"Los sistemas de navegación de la aeronave saben dónde se encuentra el avión-a través de GPS - pero no transmiten esa información a estaciones terrestres".

Goglia precisa que en caso de haber caído al océano de China, cualquier transistor de emergencia a bordo emitiría frecuencias que viajan bien a través del aire pero no en el agua, en tanto, la caja negra emite una señal de sonido que viaja bien bajo agua pero la distancia hasta la que viaja el sonido también puede estar limitada por lo vasto del océano.

Expertos advierten que es demasiado temprano para descartar cualquier posibilidad, no importa cuán improbable. Las mejores pistas llegarán cuando se recuperen las grabadoras de datos de vuelo y voces y el examen de los restos.

Mientras tanto, con la aportación de un gran número de especialistas en todo el mundo, se pueden determinar las siguientes razones que explicarían lo sucedido con el vuelo MH370 que se dirigía a Beijing:

Una falla estructural catastrófica del fuselaje o las alas o de sus turbinas Rolls-Royce Trent 800. La mayoría de los aviones están hechos con aluminio, que es susceptible a corrosión con el tiempo, especialmente en áreas de alta humedad, pero dado el largo historial de seguridad del avión, los expertos dicen que es improbable.

Mal tiempo. Los aviones están diseñados para volar a través de tormentas fuertes. Sin embargo, en junio de 2009, un vuelo de Air France de Río de janeiro a París se estrelló en el Atlántico en medio de una tormenta grave. El hielo se acumuló en los indicadores de velocidad del Airbus A330, lo que llevó a indicaciones erróneas. Eso y malas decisiones de los pilotos hicieron que el avión entrase en picada y cayese al mar. Los 228 ocupantes murieron en el desastre. Los pilotos no pidieron ayuda.

Sin embargo, en el caso del vuelo de Malaysia Airlines, todo indica que el cielo estaba despejado.

Desorientación del piloto. Todd Curtis, un ex ingeniero de seguridad con Boeing en sus aviones 777 y ahora director de la Airsafe.com Foundation dijo que los pilotos pudieron haber desconectado el piloto automático y el avión perdido el curso y ellos no se dieron cuenta hasta que fue demasiado tarde. El avión pudiera haber volado por otras cinco o seis horas desde su último punto de contacto, lo que lo colocaría a unos 4,800 kilómetros (3,000 millas) de distancia. Eso es muy improbable, porque el aparato habría sido detectado por un radar, pero es demasiado pronto para eliminarla posibilidad.

La falla de ambos motores. En enero de 2008, un 777 de British Airways se estrelló apenas a centenares de metros de la pista en el Aeropuerto Heathrow de Londres. Cuando la aeronave se acercaba para el aterrizaje, las turbinas perdieron fuerza a causa de la acumulación de hielo dn el sistema de combustible. No hubo víctimas.

La pérdida de poder en ambas turbinas es una posibilidad, pero Hamilton dice que el avión pudiera planear por hasta 20 minutos, lo que daría a los pilotos tiempo suficiente para hacer una llamada de emergencia.

Una bomba. Varios aviones han sido derribados, incluyendo el vuelo 103 de Pan Am entre Londres y Nueva York en diciembre de 1988. Hubo también un vuelo de Air India en junio de 1985 entre Montreal y Londres y un avión en septiembre de 1989 de la aerolínea francesa Union des Transports Aériens, que estalló sobre el Sahara.

Secuestro. Un secuestro tradicional es improbable, dado que los captores de un avión usualmente aterrizan en un aeropuerto y tienen algún tipo de demanda, pero un secuestro al estilo de los ataques del 11 de septiembre del 2001 es posible, con los terroristas forzando el estrelle del avión en el océano.

Suicidio del piloto. Hubo dos desastres aéreos grandes a finales de la década de 1990 —un vuelo de SilkAir y uno de EgyptAir— que se cree que fueron causados deliberadamente por los pilotos.

Derribamiento accidental por fuerzas armadas de un país. En julio de 1988, el buque USS Vincennes de la Armada de Estados Unidos derribó accidentalmente un vuelo de Iran Air, matando a sus 290 ocupantes. En septiembre de 1983, un vuelo de Korean Air Lines fue derribado por un avión caza soviético.

El Boeing 777, como el desaparecido,  tiene uno de los mejores historiales de seguridad en la historia de la aviación. Su primer vuelo con pasajeros fue en junio de 1995 y pasaron 18 años sin un accidente fatal. Esa racha acabó con el accidente del vuelo de Asiana en julio de 2013. Tres de las 307 personas a bordo de ese vuelo murieron. El desastre del vuelo de Malaysia Airlines, que llevaba 239 personas a bordo, sería apenas el segundo incidente fatal para ese tipo de aviones.

"Es uno de los aviones más confiables que se hayan construido", aseguró John Goglia, también ex miembro de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos.

*DR

Lo que pasa en la red
¿Qué piensas?, Comparte tu opinión
MÁS ARTÍCULOS
VER MÁS